Inundaciones

INUNDACIONES  2013

FUERTE TEMPORAL DE LLUVIAS DEJA MÁS DE 50 MUERTOS EN ARGENTINA

argentinalluvias

Al menos 54 personas han fallecido a causa del fuerte temporal de lluvia que azotó la provincia de Buenos Aires, afectando en primer lugar a la ciudad de La Plata, que quedó anegada y vive hoy un desastre sin precedentes. La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha decretado 3 días de duelo nacional por las víctimas fatales del temporal.

 

Hurricane Katrina August 28 2005 

File:Hurricane Katrina August 28 2005 NASA.jpg

El huracán Katrina fue el más destructivo y el que causó más víctimas mortales de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2005. Se trata del huracán que provocó más daños económicos, así como uno de los cinco huracanes más mortíferos, de la historia de Estados Unidos.[3] Asimismo, el Katrina es el sexto más intenso de todos los huracanes del Atlántico registrados. Al menos 1833 personas fallecieron debido al propio huracán o las consiguientes inundaciones, convirtiéndose en el huracán más mortífero en Estados Unidos desde el huracán San Felipe II, de 1928; la cifra total de daños materiales se estimó en un principio en 108 millardos de dólares (2005 USD),[3] casi el cuádruple que la de los desperfectos causados por el huracán Andrew en 1992.[4]

El 23 de agosto de 2005 el huracán Katrina se formó sobre las Bahamas y cruzó el sur de Florida como un huracán de categoría 1 moderado, causando algunas muertes e inundaciones antes de fortalecerse rápidamente en el golfo de México. Tras haber alcanzado la categoría 5, la tormenta se debilitó antes de tocar tierra por segunda vez como un huracán de categoría 3 el 29 de agosto en el sudeste de Luisiana. El Katrina devastó las costas del golfo desde Florida a Texas debido a su intensificación. El mayor número de muertes se registró en Nueva Orleans, que quedó inundada porque su sistema de diques falló, colapsándose muchos de ellos varias horas después de que el huracán hubiese continuado tierra adentro. El 80% de la ciudad así como grandes superficies de parroquias colindantes quedaron anegadas, manteniéndose así durante semanas.[5] Sin embargo, los más importantes daños materiales se produjeron en áreas costeras, como la inundación en cuestión de horas de todas las ciudades costeras de Misisipi, el arrastre de numerosos barcos y casinos flotantes a tierra firme, lo que provocó su choque con edificios, llegándose las olas a distancias de 10 a 19 km desde la costa.[3]

El fallo de las protecciones de Nueva Orleans es considerado como el mayor desastre de ingeniería civil de la historia de Estados Unidos[6] y dio lugar a una demanda contra el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, que diseñó y construyó el sistema de diques, en virtud de la Flood Control Act de 1965. El Cuerpo de Ingenieros fue encontrado responsable del fallo de los diques y de las inundaciones por el juez Stanwood Duval en enero de 2008,[7] pero al tratarse de una agencia federal no pudo ser declarada responsable económica debido a la inmunidad establecida por la Flood Control Act de 1928. Del mismo modo, se llevó a cabo una investigación sobre la actuación de los gobiernos federal, estatal y local, lo que desembocó en la dimisión de Michael D. Brown, director de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas inglés), y de Eddie Compass, superintendente del Departamento de Policía de Nueva Orleans.

Varias agencias como la Guardia Costera de Estados Unidos, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) y el Servicio Meteorológico Nacional fueron elogiados por su actuación, para la cual contaron con precisas previsiones meteorológicas con suficiente tiempo de antelación.[8] Sin embargo, incluso los más insistentes avisos por parte de oficiales de distintos cuerpos a los habitantes para evacuar la zona antes de que llegara el huracán no reflejaban la posibilidad de que los diques pudieran ceder.[9]

Como consecuencia de los importantes daños económicos, materiales y personales dejados a lo largo de la costa del golfo, el nombre Katrina fue oficialmente retirado de la nómina por la Organización Meteorológica Mundial a petición del gobierno de Estados Unidos, de manera que nunca volverá a ser usado para designar un huracán del Atlántico norte. Katia fue el nombre elegido para reemplazarlo en la lista III de dicha nómina, que se usaría por primera vez en 2011.[10]

Japón evacua a más de 400 mil personas 

 TOKIO, JAPÓN (15/JUL/2012).- Alerta por inundaciones. Las autoridades japonesas han emitido órdenes de desalojo para 400 mil personas, que comprende más de 80 mil hogares en la isla sureña de Kyushu, la más golpeada por las torrenciales lluvias que se han cobrado la vida de 20 personas.

Las órdenes fueron emitidas en cuatro de las siete prefecturas de Kyushu (Fukuoka, Saga, Kumamoto y Oita), al cumplirse tres días de intensas lluvias, las más fuertes en los últimos años.

Sólo en Fukuoka, alrededor de 190 mil personas de más de 65 mil hogares fueron instadas a evacuar la zona, que incluye toda el área de las ciudades de Yame, Yanagawa y Miyama, reportó la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Mientras, la Policía prosigue con la búsqueda de otras siete personas desaparecidas en las provincias de Oita y Kumamoto.

Es en esta última donde las lluvias han dejado más víctimas, ya que al menos 18 personas han perdido allí la vida por desprendimientos de tierra o al derrumbarse sus viviendas a causa de las fuertes precipitaciones.

En Yame, tres personas quedaron sepultadas tras un deslizamiento de tierra la madrugada del sábado. Dos de ellas fueron rescatadas, pero una mujer de 83 años de edad está desaparecida, señaló la policía local.

La Agencia Meteorológica de Japón advirtió que se registrarán más deslizamientos de tierra e inundaciones en la isla de Kyushu, incluso en las partes más alejadas en el Norte.

A decenas de personas que se han quedado sin hogar se les pidió dirigirse a los refugios designados en escuelas y otras instalaciones públicas.

Imágenes de televisión mostraron torrentes de lodo y escombros arrasando decenas de casas en un fenómeno calificado como “sin precedentes” por las autoridades meteorológicas japonesas.

Asciende a 150 el número de fallecidos por inundaciones en el sur de Rusia

 Las autoridades rusas informaron hoy de que hasta el momento son 150 las personas fallecidas por las fuertes lluvias caídas este sábado en el sur de Rusia, en el litoral del Mar Negro.

Miles de viviendas fueron arrasadas por las inundaciones sin precedentes registradas en la región rusa de Krasnodar y la mayoría de los muertos se produjeron Krimski, donde se han recuperado 139 cadáveres, informó a Efe el Ministerio de Situaciones de Emergencias de Krasnodar.

La tragedia afecta a tres municipios de la comarca de Kubán y en los hospitales de la zona han sido atendidas al menos 360 personas, de las que 97 fueron ingresadas, precisó Emergencias.

Otras once personas murieron en Novorossiysk, el mayor puerto ruso del Mar Negro, donde se ahogaron dos de sus habitantes, y en el distrito balneario de Gelendzhik hubo nueve fallecidos, de los cuales cinco se electrocutaron al caer un cable sobre la calle por la que transitaban cuando llovía.

El Comité de Instrucción (CI) ruso abrió hoy una investigación penal sobre “muerte causada a dos o más personas por descuido”, según comunicó a los medios este organismo judicial.

“Ochenta investigadores inspeccionan el lugar de la catástrofe para establecer los daños ocasionados a 4.500 edificios en el municipio de Krimski”, informó un portavoz del CI.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que llegó anoche a la zona del siniestro, ordenó a las autoridades municipales y regionales “cooperar con los investigadores” para aclarar las circunstancias que desembocaron en la muerte de tantas personas.

El máximo mandatario ruso se preguntó si se hizo todo lo posible por las autoridades competentes en lo relativo al aviso que debió haber recibido la población sobre el peligro que se cernía sobre la comarca.

“La investigación penal estudiará desde el punto de vista jurídico las actuaciones de los órganos a los que compete la prevención de emergencias y su preparación para eliminar los daños de una catástrofe meteorológica”, señala la página oficial del CI.

Miles de personas lo perdieron todo en unas horas y la ciudad balneario de Gelendzhik sufrió la mayor inundación de su historia.

“Más de 5.200 viviendas de Krimsk y Gelendzhik habitadas por 26.475 personas, entre ellos 6.330 niños” se inundaron, indicó Emergencias.

Algunas familias han sido realojadas en campamentos instalados por el Gobierno regional de Krasnodar, mientras que más de 2.800 personas han sido evacuadas de la región.

“Más de 12.700 personas sufrieron las consecuencias” del temporal, reveló hoy un comunicado de ministerio ruso.

El gobernador de Krasnodar declaró día de luto regional el lunes 9 de julio y recordó que ni la tragedia de 2002, en la que murieron 62 personas, puede compararse con la catástrofe natural que se ha cebado con la comarca de Kubán.

Hace ahora diez años, en junio de 2002, otra inundación se llevó decenas de vidas en la ciudad de Krimsk, lo que ha sido recordado hoy por partidos de la oposición para pedir responsabilidades a las autoridades de la región.(EFE)

Declaran diez provincias dominicanas en alerta verde por lluvias

SANTO DOMINGO.  El Distrito Nacional y nueve provincias de la República Dominicana fueron declaradas hoy en alerta verde (vigilancia) debido a las lluvias que afectan parte del paÍs y que son provocadas por una onda tropical de caracterÍsticas “muy activa”, informó el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Además del Distrito Nacional y Santo Domingo, también están en alerta las provincias de La Altagracia, La Romana, El Seibo, Hato Mayor y San Pedro de MacorÍs (todas en el este), asÍ como a Monte Plata, San Cristóbal y San Jose de Ocoa (sureste).

Ante la ocurrencia de aguaceros en las citadas provincias, los residentes en zonas de alto riesgo que habitan próximo a rÍos, arroyos y cañadas en estas ciudades deben tomar las medidas de precaución y estar atentos a las recomendaciones de los organismos de socorro, indicó el COE en un comunicado.

La Oficina Nacional de MeteorologÍa (Onamet) informó hoy que los modelos de análisis y pronósticos muestran que las lluvias asociadas a una onda tropical de caracterÍsticas “muy activa” podrÍan ser de moderadas a fuertes en ocasiones y en cantidades significativas.

Las precipitaciones podrÍan producir inundaciones urbanas y repentinas, agregó la entidad. (EFE)

Una onda tropical causa inundaciones y deslizamientos de tierra en P. Rico

Publicado el 05/Julio/2012 | 15:43

SAN JUAN. Inundaciones, deslizamientos de tierra y caída de postes del servicio eléctrico son algunas de las consecuencias del paso de una onda tropical por Puerto Rico desde la noche del miércoles.

El director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Heriberto Saurí, señaló hoy a través de un comunicado que las zonas más afectadas han sido el centro y el área montañosa de la isla caribeña.

Saurí destacó especialmente un deslizamiento de terreno que afectó a una vivienda en Vega Alta, localidad situada al noroeste de San Juan.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) advirtió de que podrían producirse nuevas inundaciones si continúan las precipitaciones durante las próximas horas.

El SNM hizo además un llamamiento a los ciudadanos que residen en áreas cercanas a corrientes de agua para que tomen las debidas precauciones en el caso de que continúen las lluvias.

La agencia dijo que espera que las condiciones del tiempo mejoren durante la noche, aunque la llegada de la estabilidad estará acompañada de la vuelta del polvo del Sahara y bruma. EFE

La tristeza de vivir bajo el agua

Publicado el 04/Marzo/2012 | 00:08

En Bagatela, una parroquia del cantón Vinces, la situación en que vive la gente es alarmante. Lo han perdido casi todo por las lluvias

Por Daniela Aguilar

Redacción Guayaquil

En el piso inundado de la casa de Julieta Vera, de 37 años, cinco patitos nadaban de prisa hacia una tabla flotante para alcanzar algunas migajas del puñado de maíz molido que arrojó Claudio, el tercero de cinco hermanos en esa familia.

En los exteriores de esa vivienda, hecha con bloques y ladrillos, gallinas y otras aves de corral se sostenían en jaulas atadas a las paredes. Un chancho escuálido, de propiedad de la misma familia, permanecía a una orilla de la carretera, a la que se llega en canoa desde la casa anegada.

Desde el pasado 20 de febrero, Julieta, su esposo, Claudio Murrieta, y sus cinco hijos, de entre 20 y 6 años, sintieron los estragos de las lluvias que provocaron el desbordamiento del río Vinces y el aislamiento de su vivienda, situada a 1 kilómetro de la parroquia Bagatela, cantón Vinces (Los Ríos).

“No queremos dejar la casa botada, tenemos animales, cosas por perder”, dijo Julieta, y agregó que teme por las serpientes y zorros que llegan a su casa a comerse a las pocas aves de corral que le quedan y que constituyen su sostén, pues su esposo perdió el arroz que había sembrado en 1 hectárea.

Entre los varios problemas que aquejan a su familia, está el colapso de su servicio higiénico, por lo que deben buscar dónde hacer sus necesidades biológicas. “Acá a la vuelta no más, al monte”, contó Claudio algo avergonzado.

Unos 20 metros más adelante de la casa de los Murrieta-Vera, el empedrado carretero desaparece bajo un gran estero que ahoga además cientos de hectáreas de sembríos de arroz.

 Es en ese punto donde los habitantes de Bagatela, un poblado de 1 300 personas que se ha convertido en isla, deben realizar un transbordo en canoa de motor, que dura entre 10 y 15 minutos y cuesta ¢50, para llegar a sus hogares. “Es un robo este cobro de pasajes”, se quejó Myriam Rosado.

Una vez en Bagatela, el panorama es más desolador. Muchas de las calles empedradas están anegadas y todos los bloques de la escuela y el colegio están cubiertos por no menos de 1 metro de agua verde y putrefacta. El retén policial, que permanece abandonado desde octubre anterior, cuando dos policías de la parroquia vecina Antonio Sotomayor fueron asesinados, está también inundado.

Ni el dispensario médico se salvó del agua y ahora, la odontóloga, el médico y el obstetra que acuden al pueblo desde las 09:00 a 16:00 de lunes a viernes operan desde un billar cercano.

 “Necesitamos prácticamente de todo, necesitamos botas para andar”, dijo Ninfa Mendoza, presidenta de la junta del pueblo.

Otra falencia es la falta de agua potable. “El problema es que aquí no tenemos agua potable, cada quien tiene su pocito, entonces en el caso mío, yo tengo mi pozo propio y como subió el agua, se me metió la suciedad. Ya lo limpié pero me imagino que no está apto para el consumo”, comentó Luis.

Las actividades de los habitantes de Bagatela se reducen a hacer más llevaderas sus vidas en sus casas inundadas. Por ejemplo, Luis Tomalá, de 56 años, y su esposa, Carmen Rosado, trabajaban el martes anterior en la construcción de un camino de sacos de arena que les permita llegar a su vivienda sin tener que sumergirse hasta la cintura. “Es demasiado triste esto”, comentó Carmen, de 50 años.

Los hombres pasan en casa, sin nada que hacer, porque todos se dedican a la agricultura y todos perdieron sus cultivos.

“No queda nada de la cuadra (hectárea) de arroz que sembré, hasta le había echado un saco de urea”, dijo Ángel Peñafiel mientras miraba televisión acostado en una hamaca. En tanto, su esposa, Estefanía Zamora, atravesaba la sala inundada con una lavacara de ropa sucia.

“Uno es pobre pero en seco, ahí es otra cosa, porque es triste estar en agua”, dijo Zamora.

La parroquia Antonio Sotomayor o Playas de Vinces, ubicada 6 kilómetros antes de Bagaleta, se afectó también con el desbordamiento del río Vinces, cuyas aguas comenzaron a bajar la última semana.

En la cabecera cantonal de Vinces aún es notoria la muralla de sacos de arena colocada en el malecón y varias calles céntricas.

“Soy nacido, criado aquí en Vinces y nunca había sucedido lo de ahorita, nunca había entrado agua hasta el centro de la ciudad”, comentó el jefe de la Sala Situacional Santiago Ubilla sobre la inundación de la semana anterior en ese cantón de Los Ríos.

Mientras que en el recinto Macul del cantón Palestina (Guayas), ubicado 15 minutos en carro antes de llegar, el desbordamiento del río de igual nombre afectó la cotidianidad de Amalia Cordero, de 53 años.

Ahora, tiene que salir de su vivienda en canoa y luego caminar con el agua en la rodillas hacia el carretero. Allí, en casa de un familiar, se pone la ropa que carga en una funda plástica antes de embarcarse en un bus rumbo a Vinces (Los Ríos).

 

Dos muertos dejan las fuertes lluvias de ayer en Guayaquil

 

Dos muertos fue el saldo que dejó un alud registrado en el sector del Bloque 21 de Flor del Bastión, ubicado en el noroeste de Guayaquil, a causa de las fuertes lluvias registradas la mañana y tarde de ayer.

El deslave destruyó totalmente la casa en donde vivía Bella Teresa Perea, de 34 años, junto a sus dos hijas, Daniela de 9 y otra menor de 2 años, quienes se encontraban en la cocina cuando la tierra cedió y la pared les cayó encima.

La pequeña de dos años sobrevivió a la tragedia porque su hermana mayor la cubrió con su cuerpo.

Según los familiares de las víctimas, la casa estaba legalizada por el Municipio, sin embargo, esta institución, según el gobernador del Guayas, Roberto Cuero, entregó escrituras a casas que se encuentran en condiciones precarias.

“Se ha legalizado la miseria. Cómo pueden darle una escritura a una persona que vive en estas condiciones”, dijo Cuero, quien acudió al sitio junto a personal de la Secretaría Nacional de Riesgos (SNGR).

El noticiero de Ecuavisa informó además que la situación se agrava al descubrirse que otras casas en el sector corren el mismo riesgo, pues sus cimientos se apoyan en tierra inestable que en época de lluvias se convierte en una bomba de tiempo.

De su lado, la SNGR informó que el día de hoy realizó el trasladó de 500 raciones alimenticias para la provincia del Guayas, las mismas que serán distribuidas a las personas que se encuentran damnificadas por la temporada invernal que actualmente se encuentra atravesando la provincia.

“La entrega lo realizarán conjuntamente el señor Gobernador de la Provincia y el Director de Gestión de Riesgos del Guayas”, dijo la institución, quien indicó que la ración alimenticia es para una familia de cinco miembros y tiene una duración de 15 días.

“Cumplen todas las normas de calidad y consumo. Cada ración contiene arroz, azúcar, atún, variedad de granos, sal, aceite, fideos, avena, café y chocolate”, dijo.

Mientras tanto, en otros sectores del país como en el cantón La Maná, provincia de Cotopaxi, se declaró el Estado en Emergencia ante los constantes deslaves, y las roturas de puentes, que originan el aislamiento de varios poblados.

“Hemos tenido que declarar en emergencia. Tenemos algunos pasos de agua que se nos han ido y han dejado incomunicado a varias comunidades, dijo Nelson Villarreal, alcalde del cantón.

Asimismo, en Tungurahua, la carretera que comunica Guaranda con Ambato se tuvo que cerrar por 48 horas debido a problemas en la mesa de la vía. (RFG)

VIDEOS:  LOS DESASTRES NATURALES

QUE DICE LA BIBLIA DE LAS INUNDACIONES?

y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo.
Lucas 21:11

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas,(A) y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.

Lucas 21:25-26

Share

Leave a Reply